Nuevos aires online

La distribuidora francesa GOA no descansa y después de traernos el más que interesante Warhammer Online vuelve a la carga con otro título de acción en un marco medieval fantástico. Warrior Epic, un juego creado por el estudio True Games, nos invita a descubrir el reino de Providence, arrasado hace trescientos años por la Gran Guerra. Embarcándonos en el rol de una clase de guerreros conocidos como maestros de la sala, deberemos introducirnos en el universo de Providence y ayudar a restaurar la paz lidiando con todo tipo de criaturas e incluso contra otros maestros de la sala. El marco de todo ello será la red, a través de la cual accederemos a multitud de partidas y disfrutaremos jugando con otros maestros de la sala.

Así, Warrior Epic tiene una puesta en escena bien definida y directa. Se trata de un juego de acción en tercera persona en el que controlamos a un héroe, al estilo de un clásico como Diablo, mientras combatimos haciendo uso de habilidades y equipo. Como veremos posteriormente, el título guarda más similitudes con la obra de Blizzard que el del enfoque, aunque aporta interesantes ideas y elementos que dotan al juego de una personalidad bastante definida. Entre ellas, la de utilizar nuestros personajes caídos para mejorar el equipo de los que todavía sobreviven, o para que entren en batalla a modo de ayuda puntual. Veamos pues, que nos aguarda en el reino de Providence.

Apartado técnico
Pese a que no nos encontramos ante un título demasiado ambicioso en este aspecto, Warrior Epic se muestra bastante solvente en lo referente al apartado visual. Basándose sobre todo en su buena dirección artística, que provee al juego de una base muy buena, se muestra un entorno colorista y cuidado. Pese a contar con unos modelos de baja poligonización, el conjunto final no desmerece y resulta bastante agradable a la vista. Asimismo, todos los menús y el interfaz aparecen cuidados con esmero, dejando libre la pantalla para concentrar nuestra atención en el propio juego. Las ayudas contextuales, que van apareciendo paulatinamente, lo hacen sin molestar, como pequeños iconos que se iluminan en un lateral de la pantalla.

Quizá la única pega que se le puede poner aquí es la posición de la cámara, que pese a ser libre, no alcanza una distancia de visionado cómoda en su versión más lejana. Esto hace que tengamos que estar reposicionándola constantemente, algo bastante tedioso. Sin ser, como decíamos, demasiado ambiciosos en el detalle, True Games ha conseguido que su producto luzca bien, basándose en el diseño de sus elementos más que en la calidad de sus modelos. Sabedores de ello, el sistema de micropagos tiene mucho que decir en este aspecto, tal y como comentaremos posteriormente en detalle.

Seguir leyendo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *